Usted está en Geofísica > Sismos > ProyectosMicrozonificación de Managua
 
Buscar en el web Buscar en ineter.gob.ni
powered by

MICROZONIFICACIÓN DE MANAGUA - Capítulo 6 : Simulación Numérica de Terremotos en Managua


Conociendo las características geológicas y tectónicas del área y, aplicando modelos físicos y matemáticos, es posible hacer cálculos numéricos con computadoras para predecir ciertos efectos de los posibles terremotos.

Prueba de calibración: Simulación del terremoto de 1972

El terremoto de Managua de 1972 ofrece la posibilidad de probar el método de simulación de la aceleración, porque se pueden comparar los datos registrados en este evento con los resultados de la simulación. La simulación numérica presenta resultados que coinciden bien con los datos del terremoto.

Simulación de la aceleración máxima generada por un terremoto hipotético de magnitud 6.3 en la falla Aeropuerto

No se conocen datos históricos confiables sobre un terremoto en esta falla. No obstante, con la investigación de la Paleo-Sismología (Capítulo 3) se demostró que en esta falla ocurrió un terremoto hace sólo aproximadamente 170 años. La simulación da una idea de los efectos de este evento y cómo un futuro terremoto en la falla Aeropuerto podría afectar Managua.

Terremoto hipotético en la falla Cofradía, con magnitud 7 Richter

Para estudiar los posibles efectos de un terremoto considerablemente más fuerte que el de Managua en 1972, se simuló una ruptura de la falla Cofradía. Esta falla es apta para generar terremotos de magnitud 7 ó más (ver Capítulo 3). Para la simulación numérica se consideró un terremoto de magnitud 7, en una ruptura de 40 km de longitud y 20 km de ancho (en la vertical). En la figura 6-5 se aprecia que las aceleraciones simuladas alcanzan 1700 cm/s2, es decir, casi 2 g, y las intensidades llegan hasta X de la escala MMI. Más importante aún parece la larga duración de las aceleraciones fuertes (aceleraciones encima de los 100 cm/s2), que se observan en una área extensa de más de 100 km2. ¿Pueden ocurrir aceleraciones tan fuertes en la realidad?

El terremoto simulado en la falla Cofradía generaría en grandes áreas intensidades por encima de VIII. En algunos puntos, tales como el área de Tipitapa, cerca de Guanacastillo, Los Altos de Masaya y Nindirí alcanzaría X. Masaya y Ticuantepe se verían fuertemente afectados por la sacudida, con intensidades de VII y VIII. Conociendo la existencia de construcciones antiguas en Masaya, de adobe y bahareque, se supone que habría una destrucción fuerte, aunque no se espera aceleración máxima en esa ciudad. Edificios y viviendas mal construidas en Managua también tendrían problemas para sobrevivir a las intensidades altas. El aeropuerto, a pocos kilómetros de distancia de la falla, tendría que probar su resistencia contra terremotos.

Un terremoto de magnitud 7 en la falla Cofradía generaría una aceleración máxima del suelo dos veces mayor, en comparación con un terremoto de magnitud 6.3. Por la gran longitud de la falla activa, es más extensa el área afectada por las fuertes aceleraciones máximas de más de 1000 cm/s2, y también la duración de las aceleraciones fuertes se aumenta considerablemente. Cerca del epicentro, la duración de ellas, por encima de los 100 cm/s2, sobrepasa los 20 segundos. En una área de 40 km2, se cuenta con duraciones de mas de 15 s. Se cree que la larga duración de las aceleraciones fuertes aumentaría la probabilidad de la ocurrencia de fenómenos no lineales, como licuefacción. En el terremoto de Managua en 1972, que fue relativamente corto, no se observaron estos efectos.

El brusco movimiento horizontal de hasta 2 metros de la costa Este del Lago de Managua, provocaría fuertes oscilaciones (seiches o tsunami) de las masas de agua del lago causadas por su inercia al momento del terremoto. Igualmente, ocurrirían seiches de menor amplitud en el Lago de Nicaragua.

La cercanía de la falla a la caldera del volcán Masaya podría generar múltiples efectos en este complejo volcánico. Probablemente colapsarían las partes inestables de los cráteres Santiago, Masaya, y San Pedro, así como las paredes del borde de la caldera. Se puede pensar también en el inicio de una erupción volcánica por el cambio de las condiciones geométricas y físicas en el sistema. Podría salir magma a lo largo de la falla y nacer nuevos volcanes. La relación entre los movimientos tectónicos fuertes y la actividad eruptiva en los volcanes de Nicaragua se discute en el Capítulo 3.

Colapsos o deslizamientos pueden ocurrir en partes muy inclinadas (ver Capítulo 3) del volcán Mombacho, en la Laguna de Apoyo y en el área de Las Nubes, afectando poblaciones, carreteras e instalaciones industriales.

Web Mail Geofísica | Descripción (ESP) | Descripción (ENG) | Contácte con nosotros
© INETER 2005 - Dirección General de Geofísica. Frente a Policlínica Oriental. Managua, Nicaragua.
 Tel. +505-2492761 Fax +505-2491082