El Meteorito de la noche del Sábado, 26 de Abril, 1997

registrado con la Red Sísmica de Nicaragua

 

Wilfried Strauch

 

En la noche del 26 de Abril se presentó un fenómeno singular en el cielo nicaragüense que fue apreciado por muchas personas en el Pacífico de Nicaragua. Desde Rivas y Carazo en el Sur hasta León y Chinandega en Occidente y Sébaco y Matagalpa en el Norte se observó una bola de luz intensa que se movió desde del Sur hacia el Norte. En algunos lugares fue acompañado por retumbos o por un sonido como de un avión supersónico. Algunas personas creyeron haber visto no solamente una sino dos o varias bolas de luz, otros dijeron que se habían dado fenómenos similares, pero menos intensas, en los días anteriores y también en la noche del Domingo 27 de Abril. Algunos observadores dijeron haber visto que la bola de luz cambió su dirección, que se desintegró antes de desaparecer, como un chisperillo, que su color era blanco, amarillo, rojizo, a veces verde y azul muy intenso.

 

Para estudiar las causas del fenómeno y poder desmentir con certeza cualquier efecto negativo a la población de Nicaragua, Geofísica de INETER hizo una investigación del fenómeno los métodos y resultados de la cual se reportan en lo siguiente:

 

1. El día Domingo 27 se procesaron detalladamente los registros digitales de la red sísmica de INETER. Se encontró que cuatro estaciones de la red habían registrados, el Sábado, 26 de Abril, a las 09:24 PM, una señal que por su característica no pudo ser originada por procesos sísmicos o volcánicos. Por estas características el fenómeno no fue detectado en el momento de su ocurrencia por las computadoras del sistema.

Las estaciones donde se registró el fenómeno fueron: Gruta Xaviér (NO de Managua), El Crucero, Boaco, Managua(INETER).

 

En Gruta Xavier y El Crucero se registraron señales bastante fuertes. Estas estaciones están ubicadas en lugares altos. La diferencia del tiempo entre el registro del fenómeno en Gruta Xavier (donde el evento se registró primero) y El Crucero es de  51 segundos. En Managua y Boaco el registro fue muy débil, casi no visible.

 

2. El día Lunes 28 de Abril se realizó una encuesta en Managua, Chiltepe, La Paz Centro, León Viejo y León. Con las informaciones dadas por algunas personas se trató de determinar las direcciones donde la bola de luz aparentemente cayó o desapareció debajo del horizonte o según algunos observadores se extinguió.

 

 


Las direcciones determinadas eran

Chiltepe (base militar)            :    330  grados (nornoroeste)

La Paz Centro                          : 20-30  grados (noreste)

León Viejo                              :        0  grados (norte)

Estas direcciones se cruzan al Norte del volcán Momotombo, cerca de Malpaisillo.

 

3. Se hizo el día Martes otra encuesta en Malpaisillo y en la Hacienda La Esperanza (10 km N de Malpaisillo). Algunos habitantes de estos lugares reportaron haber visto la bola de luz acercándose desde el Sur con intensidad creciente y desintegrándose. Algunos dijeron que la bola alcanzó un diámetro aparente de varias veces el tamaño de la luna. Finalmente explotó la bola en un ángulo alto, tal vez directamente arriba de Malpaisillo o un poco al sur de este poblado. La explosión al parecer no fue muy violenta porque no se escuchó ningún retumbo. Algunos dijeron haber sentido algún estremecimiento. No se observó caída de material, ni se sabe de algún efecto negativo en la zona donde la bola de luz se extinguió.

 

Por lo tanto se encontró que la bola de luz terminó su trayectoria con una explosión en una altura de posiblemente 1-2 kilómetros encima de la ciudad de Malpaisillo.

 

Conclusión y explicación:

 

Se piensa que el fenómeno de la noche del Sábado fue causado por un enjambre de meteoritos que se mueven en el espacio por trayectorias que cruzan la órbita de nuestro planeta Tierra. La mayoría de estos objetos son muy pequeños y no se perciben cuando entran en la atmósfera de la tierra. Algunos pocos de estos cuerpos tienen diámetros de algunos milímetros hasta centímetros con masas de pocos gramos hasta kilogramos y causan el fenómeno de la bola de luz cuando entran en la atmósfera con rapidez de varios decenas de kilómetros por segundo.

 


En su trayectoria por la atmósfera causan ondas de choque o de compresión, el aire se comprime enormemente y alcanza temperaturas de muchos miles de grados lo que lleva a la emisión de luz muy intensa. Los objetos mismos también se calientan por la fricción con el aire y la temperatura alcanza rápido el punto de fusión, especialmente cuando el objeto entra en las capas bajas y más densas de la atmósfera. Más tardar en este momento el meteorito se destruye porque el material fluido ya no resiste las fuerzas mecánicas de la fricción con el aire. El material se polveriza o diluye como en un spray y el viento se lo lleva. Solamente cuerpos bastante grandes o partes de ellos podrían alcanzar la superficie de la tierra porque tarda más tiempo el proceso de calentamiento por la fricción con la atmósfera. Estos impactos ocurren muy infrecuentes y la amenaza para la población nicaragüense es muy pequeña en comparación con la por los sismos, erupciones volcánicas o efectos meteorológicos.

 

El retumbo que se escuchó en algunos lugares, especialmente al comienzo de la trayectoria es decir en Managua y al Sur de la capital es el sonido que el meteorito genera cuando se desplaza con velocidad supersónica por la atmósfera. Este mismo retumbo fue probablemente lo que registraron las estaciones sísmicas y no fue la explosión final. Si la explosión hubiera generado un retumbo grande las estaciones sísmicas en el Cerro Negro, Momotombo y Telica lo hubieron registrado.

 

El meteorito del Sábado que terminó su trayectoria cerca de la ciudad de Malpaisillo no causó ningún daño y no tendrá ningún efecto para la futura ocurrencia de sismos, erupciones volcánicas u otros fenómenos naturales.

 

                                                                    Managua, 30 de Abril de 1997, 03:00 PM

 

Anexo:

Dos semanas después de la caída del meteorito me entregaron en Managua algunos pedacitos de material que se había caído la misma noche del 26 de Abril en una casa en el barrio 19 de Julio en Managua. Visité el lugar y todavía encontré un poco del mismo material. Varias personas que viven cerca de esta casa reportaron como observaron en la noche del 26 de Abril una bola de fuego cayéndose con gran ruido en la esquina del patio de la casa pasando por las hojas de un árbol. Cuando se cayó la bola en el suelo se levantó algo como una llama rojiza de algunos metros de altura. Obviamente se cayó en este lugar un meteorito del enjambre de la noche del 26 de Abril.

 

El material que se encontró es de color negro, se mira muy fresco como la ceniza del volcán Cerro Negro inmediatamente después de la erupción. El suelo del patio es de material arenoso color gris.

 

Me di cuenta que el material encontrado es atraído por un imán. La cantidad del material que me entregaron es de menos de un gramo (vecinos del barrio se llevaron el día después de la caída gran parte del material como recuerdo).