>> Ir al índice del boletín

 

4. Estudios

 

4.1. Señal sísmica del deslave en el volcán San Cristóbal

 

Virginia Tenorio y Wilfried Strauch

 


Estaciones sísmicas ubicadas al pie del Volcán San Cristóbal lograron captar señales sísmicas generadas por los deslaves que hubo en el volcán los días 13, 17 y 19 de mayo. Dichos deslaves fueron iniciados por lluvias locales fuertes que precipitaron en las faldas del volcán. El material que bajó de la cumbre del volcán consistió en gran medida de ceniza volcánica acumulada durante la erupción reciente que comenzó en noviembre de 1999.

 

En la figura 1 se muestra el comportamiento del RSAM en dos estaciones sísmicas CRIN y CHIN en la tarde del 13 de mayo.

 

CRIN se encuentra directamente al pie del volcán mientras CHIN a una distancia de aproximadamente 8 km.  Se observa un desfase de aproximadamente media hora en la ocurrencia del máximo del RSAM en las dos estaciones. De esto se estima una velocidad de entre 15 y 20 km por hora para el movimento de las masas del lahar en el cauce que pasa cerca de CRIN y CHIN.


 

Figura 1.

Amplitud sísmica generada por los  lahares del 13 de mayo en el volcán  San Cristóbal

 

 

El sismograma de la figura 2, muestra el registro contínuo en la estación CRIN del deslave que ocurrió el 19 de mayo. Este inició a las 12:54 del mediodía, concluyendo segundos antes de las 02:05pm.

 

En el momento de detectar la señal del lahar a través del registro sísmico de la estación sísmica ubicada en el volcán San Cristóbal, inmediatamente se alertó a la Defensa Civil y se comunicó con un grupo de tecnicos de INETER que trabajaron en el sitio. Se pudo comparar la observación visual del lahar que consistió de varios evento singulares con la señal sísmica que se presentó en las pantallas de las computadora en la Central Sísmica. Este es el primer registro sísmico contínuo de un lahar, que también fue observado visualmente por técnicos de geofísica.

 

 

 

Figura 2.

Registro sísmico, en la estación sísmica CRIN, del lahar ocurrido el 19 de mayo en el volcán San Cristóbal