1.5. Distribución de Magnitud y Profundidad en la Cadena Volcánica y Zona de Subducción

 

Distribución por magnitud

 

Las figura 6 y 7,  presentan los gráficos de las magnitudes vs. número de eventos.

 

Los sismos de pequeña magnitud que ocurren en la cadena volcánica es posible registrarlos ya que se tiene una buena cantidad de estaciones sísmicas en esta zona. Prácticamente, la red sísmica detecta todos los sismos con magnitudes arriba de 2.5 y una gran parte de los sismos con magnitudes entre 2.0 y 2.5. Para sismos más pequeños la posibilidad de ser detectado ya es menor. La Cadena Volcánica Nicaragüense, presenta la mayor amenaza por sismos, dado que es donde está la mayor población de Nicaragua.

 

La otra la presenta la Zona de Subducción, como la primera fuente generadora de sismos. La mayor cantidad de sismos fueron entre los 3.0 y 4.0 Richter. Esta zona tiene diferencia con la segunda, aquí se generan sismos de mayor magnitud que pueden afectar a varios países al mismo tiempo, como ejemplo se tiene el terremoto de El Salvador el día 13 de enero.

 

 

Figura 6.

Número de sismos vs. magnitud para los sismos localizados a lo largo de la Cadena Volcánica. 2001.

 

Figura 7.

Número de sismos vs. magnitud para los sismos localizados en la Zona de Subducción. 2001.

 


Distribución por profundidad

 

La profundidad es otro factor importante que afecta la amenaza por sismos. En la Cadena Volcánica, aunque los sismos sean de menor magnitud la población se ve afectada, dado que los sismos ocurren con muy baja profundidad, como se ve en figura 8.

 

En la Zona de Subducción los sismos a profundidad superficial (0 – 30 km) no afecta a la población dado que ocurren a gran distancia debajo del océano. Los sismos más profundos tienen epicentros más cercanos pero por su profundidad su distancia espacial es también grande y generalmente no producen daños aún con magnitudes mayores de 6.0 o 6.5. Pero, en la zona de subducción se pueden producir terremotos mucho más grandes y cuando ocurre un sismo mayor a los 7.0 Richter con cualquier profundidad, puede afectar a la población ya sea en daños humanos o materiales. En algunos casos, cuando el proceso físico del terremoto producen cambios de mayor escala en el fondo del océano llegan a producirse maremotos (tsunami). El terremoto de magnitud ML=7.6 con poca profundidad produjo destrucción en gran parte de la costa Pacífica salvadoreña y fue sentido fuertemente en Nicaragua.

 

Las figura 8 y 9, presentan los gráficos de profundidad vs. número de eventos.

 

 

Figura 8.

Número de sismos vs. profundidad para los sismos localizados a lo largo de la Cadena Volcánica. 2001.

 

 

Figura 9.

Número de sismos vs. magnitud para los sismos localizados en la Zona de Subducción. 2001.