4.3. Mediciones de Gases usando COSPEC en los volcanes de Nicaragua,

medidos en diciembre 2002.

 

Hugo Delgado Granados, Lucio Cárdenas, Isaac Abimelec Farraz (Instituto de Gefísica de la UNAM, México), Lucio Cárdenas (CENAPRED,  México, Martha Navarro  (INETER. Nicaragua).

 

Durante el mes de Diciembre del 2002, en el marco de una solicitud que INETER hiciera ante la Embajada de México y al Centro Nacional de Prevención (CENAPRED), se realizó la medición de gases utilizando el COSPEC en los volcanes San Cristóbal, Telica, Cerro Negro, Momotombo, Masaya, Mombacho y Concepción.  El CENAPRED, envió a su técnico el Lic Lucio Cárdenas y se contó igualmente con el técnico Isaac A. Farraz del Departamento de vulcanología de la UNAM. Los datos finales se muestran como sigue:

 

6 de diciembre de 2002,  Volcán Masaya: 370 t/d (6)

 

7 de diciembre de 2002, Volcán Masaya: 500 t/d (7), Volcán Masaya: 300 t/d (5)

 

10 de diciembre de 2002,  Volcán Momotombo: posiblemente <50 t/d pendiente de reprocesar.

 

11de diciembre de 2002, Volcán San Cristóbal: 1,180 t/d (6), Volcán Telica: 1,040 t/d (6)

 

13 de diciembre de 2002, Volcán Concepción: posiblemente <50 t/d pendiente de reprocesar.

 

14 de diciembre de 2002, Volcán Mombacho: 90 t/d (6)

 

16 de diciembre de 2002, Volcán Cerro Negro: 10 t/d (11)

 

18 de diciembre de 2002, Volcán San Cristóbal: 2,900 t/d (6), Volcán Telica: 520 t/d (5)

 

La aparente disminución de la tasa de emisión de dióxido de azufre en el volcán Masaya, durante las mediciones en un mismo día, podrían explicarse en función de la distancia al cráter de cada una de las mediciones en el primer caso (500 t/d), la medición se realizó a 6 km de distancia al cráter del volcán, mientras que la segunda medición del día (300 t/d) se llevó a cabo a 15 km de distancia. Es posible que la humedad presente en el ambiente provoque la transformación de la nube de gases en un 40% a lo largo de 9 km de recorrido de la nube de gases.

 

Las grandes fluctuaciones de la tasa de emisión de los volcanes San Cristóbal y Telica se deben a los procesos que actualmente se presentan en ellos. En el caso del volcán Telica, éste se encuentra en un proceso de erupción efusiva. Ya se ha documentado la presencia de altas temperaturas e incandescencia emplazado en el cráter y las fluctuaciones deben ser un reflejo de las diferencias en el proceso de desgasificación del cuerpo de lava.

En el caso del volcán San Cristóbal, las emisiones responden a un estado pre-eruptivo caracterizado por la ocurrencia de eventos sísmicos tales como el tremor armónico y sismos de período largo (Ing. Martha Navarro, comunicación personal). Estas fluctuaciones son el reflejo de un sistema volcánico que cada día se vuelve más inestable. Este estado es acompañado por señales de actividad inusuales, tales como la detección de ruidos asociados con la salida de gases a presión (retumbos, explosiones y sismos). Cabe señalar que durante las mediciones de gases entre los días 11 y 18 de diciembre se produjo el día 17 una serie de explosiones reportadas por el Capitán Carlos Cáceres y el Sr. Vicente Pérez, vigilante del volcán.