5. Eventos Especiales

5.1. Cerro El Sapo

Antonio Álvarez y Tupac Obando

Resumen

El hundimiento del suelo en la parte baja de la ladera Suroeste de Cerro Juan Sapo, una alargada elevación montañosa de 428 m. s. n. m., en el Este del Municipio de Villanueva, fue reportado por pobladores en la primera semana de Enero, 2006. Los eventos ocurrieron, luego de retumbos en el cerro, en los días finales de Diciembre, 2005.  Además del hundimiento, reportaron derrumbes de roca en la cima, cuyos detritos se encuentran estabilizados en la base de la ladera.  

 

Fotografía 1. Zona de desprendimiento del suelo de la ladera.

Ladera Suroeste de  Cerro Juan Sapo. Foto  Capitán Carlos Cáceres

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los eventos, que afortunadamente no produjeron daños a personas, afectaron dos manzanas de terreno cultivadas de maíz, en la Finca Las Anonillas, en la Comunidad Los Tololos. La ladera está cubierta de suelo limo-arenoso y suelto, debido a la actividad agrícola, que se rompió produciendo un hundimiento en forma de herradura  (ver fotografía 1).

 

Este se formó a partir de una zona de arranque o de desprendimiento de 50x1x50m. de ancho,  que formó un escarpe vertical de forma semicircular de 2 a 3m. Las grietas son abiertas, 0.50 a 2.00m ancho y profundidades entre 1.10 a 1.90m. El cuerpo del deslizamiento presenta basculamiento, según la dirección  de la pendiente y parece desarrollar un movimiento traslacional horizontal. La parte interna de la masa desplazada, también presenta grietas longitudinales abiertas, profundas con levantamientos y hundimientos diferenciados, indicando que se encuentra en un proceso activo de movimiento.

 

Estos procesos se produjeron en ausencia de lluvias. Según datos de la Dirección General de Meteorología de INETER, el volumen promedio de acumulados de precipitación en 2005 fue menor de lo estimado, sin embargo, se pueden considerar de moderados a severos. La humedad del suelo, factores geomorfológicos, geológicos y humanos, en conjunto con la fuerza de gravedad, son factores importantes contribuyentes a desencadenar estos procesos.

 

Los factores geomorfológicos, pendiente del terreno, geológicos, fracturas y alteración hidrotermal, son condiciones iniciales importantes.  Otro factor importante es el hidrogeológico, que juega un papel a considerar, sin olvidar el factor humano, como desequilibrante de estas condiciones.  Se considera que el área de terreno cultivada podría caer  incluso sin lluvias.

 

El grado de peligro se considera por ahora BAJO y sobre todo por no estar habitado. Con las lluvias, estos detritos podrían ser movilizados como flujos de detritos o escombros y amenazar las casas ubicadas en la trayectoria del cauce que baja de la zona de los deslizamientos.

 

Se registran únicamente dos sismos moderados y someros al Noreste de Cerro Juan Sapo, que se asocian a fallamiento local NE-SW  y cuya aceleración promedio se calculó en 2.89.m/s2 g.  Según el GSHAP, (1999)  el valor PGA, (Peak Ground Acceleration) define para el Municipio de Villanueva un PGA de 2.09 a 2.92 m/s2 g., valores que corresponden a grado de amenaza sísmica MEDIO.

 

Los huracanes representan para Villanueva, un nivel de amenaza ALTO, INETER, (2001) que le asigna un valor de 8. El Mitch, en 1998, fue el que mayor daño causó en el departamento de Chinandega.

 

Se recomienda no continuar con la deforestación del bosque, actividades de cultivo y pastoreo para no crear condiciones de inestabilidades que promuevan procesos de erosión como deslizamientos y deslaves. Evitar movilizarse por el sector sobre todo durante lluvias y atender sectores aledaños, debido a que muestran susceptibilidad a deslizamientos, hundimientos y flujos.  Organizar grupos de la comunidad que den seguimiento a la movilidad o no del hundimiento, antes y durante las lluvias.  Estar preparados para flujos a lo largo de Quebrada Los Genízaros y reportar a INETER acerca de estos cambios, así como de nuevos procesos en las cercanías.