5.2. Agujeros en patios de casas del Barrio Daniel Avendaño, Quezalguaque, León

Antonio Álvarez  y Tupac Obando.

 

1. INTRODUCCION

A solicitud del alcalde de Quezalguaque, señor  Bruno Montoya Bonilla, Dirección General de Geofísica, visitamos el día 29 de Junio del presente, esa localidad, con el objetivo de reconocer y evaluar la aparición de agujeros en los patios de las casas del Barrio Daniel Avendaño. El barrio fue establecido a inicios de los 90´s, es actualmente conformado por unas 80 viviendas concentradas en el costado Sur del perímetro urbano de Quezalguaque y limitado a su vez,  por el curso del Río Quezalguaque. Las viviendas son típicas de una  lotificación  popular, muchas de ellas, construidas con materiales precarios y otras utilizando materiales de construcción de buena calidad (Figura 1).

 

El reconocimiento fue realizado en compañía del ingeniero Francisco Vanegas, funcionario del Centro Humbolt, y conocedor de los sitios donde  se formaron los agujeros. Se hicieron observaciones y toma de datos en los patios de tres casas contiguas, en el  borde del escarpe y en el cauce del río.

 

2. CARACTERISTICAS DEL SITIO

Las viviendas se concentran en la parte alta de la margen derecha del Río Quezalguaque, un corte vertical relativamente profundo, construido por la corriente fluvial de 15 metros de altura, que muestra una secuencia horizontal de suelo moderno y piroclastos y sedimentos aluviales arenosos y lodosos (Fotografía 1).

 

 

Fotografía 1. Escarpe del Río Quezalguaque y bloques caídos de arenas consolidadas. 1382214/510362

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2.1. Tipos de Depósitos

El sustrato más superficial es un suelo café-oscuro, limoso a arenoso, moderadamente compacto, de espesor no mayor de un metro. En algunos sitios es arenoso, con  ceniza y fragmentos de pómez.

 

Por debajo  de éste, se encuentra un horizonte de ceniza masiva, gris oscura de composición basáltica. A ésta, le subyace un segundo horizonte de ceniza también masiva color claro, con un delgado horizonte de pómez, cuando meteoriza da paso a suelo residual amarillento, limoso, poco compacto a suelto. El espesor total de ambos horizontes es 6 metros. La parte  inferior de la secuencia, es un horizonte de sedimento aluvial arenoso bien consolidado y finalmente  laminado, con niveles de lodo  oscuros bien endurecido.

 

3. LOS AGUJEROS EN EL PATIO DE LAS CASAS.

Según informan los afectados, los agujeros aparecieron hace unos cuatro meses, posiblemente a finales de Febrero, con el derrumbe de la pared de la letrina de la casa de Manuel Mendoza. Con las primeras lluvias, el problema se acentúa, con nuevos agujeros en dos patios vecinos, incluso dentro de la casa del señor Mendoza. Al verter agua en uno de los huecos del patio, el agua se filtra sin llenarlo. Las dimensiones de los agujeros, reportada por las autoridades, menciona diámetros de 5 a 35 centímetros y profundidades de  5 metros.

 

Una excavación, para la nueva letrina presentó el mismo  problema, debiendo abandonarse. Al momento de la visita, la evidencia ha sido borrada porque la excavación fue rellenada con basura (Fotografía 2).

 

 

Fotografía 2. La flecha señala la excavación rellena de basura. 1382146 /510531

 

 

Los agujeros son más evidentes en las casas vecinas, de Eligio y Delia  Toval, bastante similares a los construidos por zompopos, semicirculares, con  diámetros de 12 centímetros y profundidades no menor de 30 centímetros. Los huecos se encuentran distante, unos 12 metros entre si y alineados en sentido este-oeste y a unos 25metros, del borde del escarpe.

 

En el entorno de la letrina de Delia Toval existen más agujeros, al golpear el suelo se escucha un sonido relativamente hueco, sin embargo, puede deberse a la proximidad de la letrina. El suelo es limoso y suelto y no se observa material removido desde el fondo del hueco a la superficie del suelo, ni rastro de movilización de estos insectos (Fotografías 3y 4).

 

 

Fotografía 3. Agujero en el suelo del patio de casa de Eligio Toval. 1382145 / 510452

Fotografía 4. De dimensiones ligeramente mayores es el agujero en el patio de Delia Toval.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

3.1 Algunas explicaciones

Los materiales que conforman los depósitos descritos son volcánicos fragmentarios, retrabajados por corriente y luego redepositados, bastante porosos, permeables y constituyen buenos acuíferos o cuerpos receptores de agua subterráneas. En la actualidad el reparto se abastece de agua potable distribuida por tuberías, anteriormente lo hacía de un pozo comunal de 20 metros de profundidad, agua suficiente y de buena calidad, solo posible de obtener de un pozo perforado y profundo.

 

De a cuerdo, a información verbal de la Dirección de Hidrogeología de INETER, la profundidad a la cual se localiza el nivel mas superficial de agua subterránea en Quezalguaque, es 3 a 5 metros. En el sector de la Carretera León - Chinandega, puede alcanzar los 10 metros.

 

El agua subterránea al igual que el agua escorrentía superficial, también erosiona el subsuelo, aunque de manera lenta, es permanente y a lo largo del tiempo puede conducir a su socavamiento, considerando su carácter fragmentario, granular que facilita condiciones de porosidad y permeabilidad de los materiales y de disgregación del subsuelo. La proximidad del nivel de agua, la cercanía al cauce del río, que en esta parte dispone de afluentes, le permite mantener su caudal, incluso en verano. Con las lluvias el nivel asciende e incrementa su acción erosiva interna. Con relación a proceso de remoción de masa, la evidencia de  deslizamiento de tierra solo se reconoce a la caída puntual de los bloques arenosos de la pared del escarpe  y no representa peligro o amenaza inmediata para los pobladores como lo muestra la Fotografía 2.

 

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

Los agujeros abiertos en los patios de tres casas del barrio son bastante similares a los practicados por la actividad biológica de zompopos; si bien, su registro en superficie no se reconoce. Se distribuye de manera aislada, lineal, y no se observan grietas en su entorno inmediato, contabilizándose no más de seis agujeros. No parece ser indicativo, por ahora de problema de socavamiento o hundimiento de subsuelo de mayores dimensiones.

 

Se recomienda: Dar seguimiento visual a la a aparición de nuevos agujeros, o su incremento en diámetro y prefundidad, en los sitios afectados como nuevos, sobre todo durante y después de lluvias intensas o continuas. Reportar estas modificaciones o cambios al Líder del reparto o a las autoridades locales responsables a quienes se le solicita a Defensa Civil e INETER

 

REFERENCIAS.

Alcaldía Quezalguaque, 2006. Solicitud de evaluación del sector del reparto Daniel Avendaño por ocurrencia de agujeros de casa Sr. Bruno Montoya Bonilla Quezalguaque, León.

INETER, 2006. Comunicación verbal. Dirección de Hidrogeología, Managua.

INETER, 1988. Hojas topografías Telica 2853-IV y León 2853-III, escala 1:50,000. Managua.