INETER - Sismología - Apoyo20000706

Terremotos entre Masaya y Granada - reporte preliminar, 7 de agosto de 2000

Virginia Tenorio, Wilfried Strauch y Mario Bodán, INETER

Como la actividad sísmica se desarrolló

Un pequeño sismo de magnitud 2.7 que ocurrió al Norte de la Laguna de Apoyo fue la chispa que disparó la ocurrencia de una serie de terremotos más fuertes y destructivos en la historia de Nicaragua. Un minuto después de dicho sismo, la Red Sísmica de INETER registró un fuerte terremoto de magnitud 5.4 Richter (ver sismograma, registrado en la estación sísmica del Volcán Masaya). Esto fue el día 06 de Julio de 2000, a la 01:30 PM hora local.

El epicentro se ubicó en el sector de la Ermita al Norte de la Laguna de Apoyo, a 32 kilómetros al Sureste de la ciudad de Managua. El terremoto fue sentido en casi toda Nicaragua, fuerte en Managua y muy fuerte en la Laguna de Apoyo, Masaya, Diriá, Granada y en el Volcán Mombacho. El temblor causó la destrucción total o parcial de la mayor parte de las viviendas en la zona epicentral, en su mayoría de mala construcción, típica para las zonas rurales de Nicaragua. El evento fue tan fuerte que se registró por muchas estaciones sísmicas en toda la tierra; y el National Earthquake Information Center (NEIC) de los Estados Unidos determinó la magnitud 5.0 para este sismo.

Inmediatamente después del terremoto se dispararon muchos sismos más pequeños (réplicas) en una zona que abarca todo el área entre Masaya, la Laguna de Apoyo y el Oeste de Granada (ver registro sísmico de 12 horas, 1). Los sismos más fuertes de esta serie alcanzaron 4.8 Richter (registro 2). Todos estos sismos ocurrieron en poca profundidad y resultaron destructivos si se encontraron casas en la cercanía de sus epicentros. En el área epicentral se abrieron grietas, ocurrieron derrumbes, se cayeron árboles. El efecto fue muy fuerte en los bordes y las paredes inclinadas de la Laguna de Apoyo.

La actividad ya se había disminuido un poco (registro 3) cuando el 07 de julio a las 06:19 PM ocurrió una réplica inusualmente fuerte (registro 4), casi se puede caracterizar como otro terremoto principal, al norte de la ciudad de Masaya. Este sismo causó destrucción en muchas casas en el área epicentral (La Ceibita) y también en en la ciudad de Masaya, mayormente casas de construcción deficiente. El acelerógrafo instalado al Norte de Masaya, muy cerca del área epicentral, señaló una aceleración que alcanzó casi 1 g (g - unidad de la gravedad), es decir la fuerza con que el sismo actuó a las construcciones fue comparable con la gravedad de la tierra.

Por suerte, el epicentro quedó a una distancia de algunos kilómetros del centro de Masaya. Si una falla se hubiera disparada con esta fuerza directamente en la ciudad, las pérdidas humanas y económicas hubieron sido inmensas.

Las réplicas continuaron con gran intensidad hasta el día 10 de julio. Después, el número de sismos fue disminuyendo considerablemente. La última réplicas con magnitud 4, ocurrió el 09 de julio cerca de la Laguna de Apoyo y después comenzó un período de relativo silencio.

En las próximas semanas la actividad disminuyó paulatinamente, pero INETER siempre mantuvo la alerta por la posibilidad de una réplica fuerte. Realmente, el 25 de julio ocurrió otro terremoto al norte de la ciudad de Masaya a las 03:54 PM hora local, iniciando una serie de réplicas en menores magnitudes.

 



Para el mes de agosto se espera que la actividad continua disminuyéndose, pero algunas réplicas relativamente fuertes con magnitudes que alcanzan 4 Richter, todavía son posibles. Otro factor peligroso, en el futuro, podría desarrollarse por intensas y prolongadas lluvias que podrían causar deslizamientos de tierra en las laderas de la Laguna de Apoyo, desestabilizadas por los últimos sismos.

La ubicación de todos los sismos localizados en julio, 2000, entre Managua y Granada se aprecia en Figura 1.

 


Causas de los terremotos en Masaya y Laguna de Apoyo

El área entre Masaya, Laguna de Apoyo y Granada pertenece a la Cadena Volcánica de Nicaragua. Por el alto índice de la ocurrencia de sismos de baja profundidad y la gran densidad de la población pertenece, junto con el área de Managua, a la zona del riesgo sísmico más alto en Nicaragua. La figura 2, presenta la sismicidad ocurrida en esta zona en los años 1975 a 1998. Se observa que la zona epicentral de los sismos del julio 2000, coinciden perfectamente con zonas activas en el pasado.

Las causas de los sismos son movimientos horizontales y verticales en fallas geológicas que, por un lado reflejan la presión que ejercen las placas tectónicas Cocos y Caribe, y por el otro lado resultan del proceso volcánico.

La cadena volcánica entre Managua y Granada consiste de miles de grandes bloques de rocas que friccionan uno contra el otro en un juego interminable. Las fuerzas que mueven este juego son a) la presión externa del movimiento de las placas, b) del empuje vertical del magma que quiere penetrar la delgada corteza terrestre para formar volcanes; c) la presión vertical que ejerce el gran peso de los volcanes que tiende a deformar la superficie de la tierra; d) el colapso de edificios volcánicos que en ciertas erupciones arrojaron grandes cantidades de material hacia la atmósfera y dejan hueca parte la corteza terrestre.

La Laguna de Apoyo es el ejemplo de estos volcanes colapsados. Explotó hace aproximadamente 23,000 años y después derrumbó en el hueco que dejaron los materiales expulsados. El proceso de colapso todavía continua pero muy paulatinamente.

Fuertes terremotos siempre han ocurridos en la zona entre los dos grandes lagos y este proceso continuará. Los terremotos de julio de 2000 fueron los más destructivos después del terremoto de Managua de 1972. Esta vez, los daños y las pérdidas humanas se mantuvieron relativamente bajos porque los eventos principales se ubicaron en áreas con poca densidad de población. La próxima vez podrían romper las fallas geológicas directamente en el centro de Masaya o Granada. El futuro desastre puede evitarse solo mejorando las construcciones existentes en estas ciudades.


Nota: El Boletín Mensual de la Dirección General de Geofísica "Sismos y Volcanes de Nicaragua" - Julio, 2000, se publicará a mediados de agosto 2000. Esta publicación reportará los trabajos sismológicos, geológicos en relación con los terremotos de Masaya y Laguna de Apoyo. Estará a la venta en INETER - Venta de Mapas.

Actualizado 7 de agosto, 2000.  angelica.munoz@gf.ineter.gob.ni