RECOMENDACIONES

 

 

 

 

Este trabajo se realizó con el propósito de plantear un método de evaluación de vulnerabilidad sísmica a gran escala, VSG, para que fuera utilizado en toda la ciudad de Cali.  El método propuesto por los autores es el Método del Indice de Vulnerabilidad y fue ensayado en el barrio Cuarto de Legua.  Para ser aplicado al resto de la ciudad se recomienda lo siguiente:

 

1.     La adaptación del método para la ciudad, mostrada en el capítulo 10, es un primer acercamiento a lo que podría llegar a utilizarse en un futuro.  Es recomendable asesorarse de un número amplio de arquitectos, ingenieros calculistas, ingenieros constructores, ingenieros de suelos y maestros de obra para definir las metodologías constructivas de varias épocas y en varias zonas para la ciudad, de tal forma que se cuente con una información más completa y real que con la trabajada en esta adaptación.

 

2.     Los pesos de los 11 parámetros deben calificarse en orden de importancia, de acuerdo a la zona o barrio de la ciudad que vaya a estudiarse.  Por ejemplo, si se fuera a estudiar la vulnerabilidad del barrio San Antonio, el parámetro Estado de Conservación debería ganar importancia con respecto a lo utilizado en el barrio Cuarto de Legua.  Si la zona en estudio fuera el barrio Siloé o una zona en ladera, el parámetro Posición del Edificio y Cimentación ganaría importancia con respecto a lo aplicado en el barrio Cuarto de Legua.  Si el área a estudiar fuera una zona mayoritariamente comercial, posiblemente el parámetro Elementos no Estructurales ganaría importancia por la presencia de letreros y vallas de publicidad, como también en una zona con presencia de edificaciones de radio emisoras por las antenas de transmisión de señal y las antenas parabólicas.

 

3.     Las funciones de vulnerabilidad mostradas en la Figura 12.1 deben ser calibradas para Cali a medida que se presenten movimientos sísmicos en la región.  De ser posible, ya sea en el barrio Cuarto de Legua como en cualquier otra zona del Municipio donde se realice un estudio de vulnerabilidad sísmica de las edificaciones con el método del índice de vulnerabilidad, se sugiere colocar al menos un acelerógrafo para poder registrar los movimientos del terreno y poderlos relacionar con los daños observados en las viviendas.

 

4.     El método del índice de vulnerabilidad no sólo es aplicable a viviendas de 1 y 2 pisos, también se puede aplicar a edificios altos de hormigón armado.  El estudio de vulnerabilidad sísmica a gran escala propuesto para la ciudad de Cali se puede realizar para todas las edificaciones de estas características.

 

5.     La información básica para llevar a cabo este estudio a gran escala se puede obtener de las fichas catastrales manejadas por la oficina de Catastro Municipal.  La información faltante en las fichas debe completarse con datos de las Curadurías o con nuevas inspecciones de los predios por parte de los empadronadores de tal forma que toda la información posible para inventariar se encuentre en una sola oficina y no se pierda tiempo recogiendo la información de varias instituciones.  Para complementar esta información se deben realizar visitas de campo, al menos al exterior de las viviendas, a la zona en estudio, y estas visitas deben realizarlas estudiantes de ingeniería o ingenieros ya formados para observar las edificaciones con un mayor criterio estructural.

 

6.     Las visitas de los empadronadores se podrían aprovechar para tomar nuevas medidas a las viviendas de 1 y 2 pisos.  Por ejemplo, se podría medir la separación máxima entre muros, el espesor de los mismos, el espesor de las losas de entrepiso, la altura de cada nivel y la longitud total de muros del primer piso en ambas direcciones.

 

7.     Los estudios de vulnerabilidad deben ser periódicos para tener en cuenta daños en sismos pasados y modificaciones como resultado de un cambio de destino.  Por esta razón, en cada visita del empadronador al mismo predio se deben rectificar las medidas anotadas en la visita anterior.

 

8.     La Escuela de Ingeniería Civil de la Universidad del Valle podría involucrarse en este estudio a gran escala motivando a los estudiantes de pregrado de ingeniería civil a participar en la recolección y análisis de información.  Una alternativa es ofrecer dentro de la materia Práctica Profesional, conferencias sobre los métodos cualitativos existentes de análisis de vulnerabilidad sísmica, para luego mostrar las ventajas del método del índice de vulnerabilidad y entender el por qué y para qué de las visitas de campo y del análisis de la información.

 

9.     Se podrían organizar para los estudiantes visitas al interior de las viviendas aprovechando la presencia de un empadronador para tomar nuevos datos que el empadronador seguramente no tiene tiempo de tomar.

 

10.  Toda la información obtenida puede almacenarse en formato digital y geo-referenciarse a nivel de predio, siempre y cuando el Municipio facilite al Observatorio Sismológico del Sur Occidente una copia del mapa digital de la ciudad de Cali para que éste se encargue de almacenar la información, analizarla con los estudiantes y profesores de la Escuela de Ingeniería Civil de la Universidad del Valle, y organizarla para devolverla al Gobierno Municipal sin que éste tenga que invertir dinero en nuevo personal o computadores.

 

11.  Se necesita de una campaña de publicidad para que la comunidad caleña esté pendiente de recibir la visita de los empadronadores o estudiantes de la Universidad del Valle, debidamente identificados y autorizados por la Alcaldía Municipal y la Universidad del Valle.  Esta campaña también sería necesaria para invitar a otras instituciones a participar en este y otros proyectos relacionados con la mitigación de riesgos para Cali.

 

12.  Una vez concluido el estudio de microzonificación para la ciudad de Cali, a mediados del año 2002, tal y como se comprometió el Departamento Administrativo de Planeación Municipal a través del doctor Francisco J. Hernández Böhmer, en una carta en calidad de respuesta a un documento enviado por el Comité Interinstitucional para la Reducción de la Vulnerabilidad Sísmica Regional [33], se podrá contar con más herramientas para calcular el riesgo sísmico de la ciudad, tal y como se concibe hoy en día su definición.

 

13.  Finalmente, se recomienda para el barrio Cuarto de Legua un plan de reforzamiento de las viviendas de 1 y 2 pisos iniciando con la implementación de vigas y columnas de amarre debidamente conectadas.