1.6.2.9     Método de la AIS

 

La Asociación Colombiana de Ingeniería Sísmica AIS, ha publicado recientemente el documento "Manual de Construcción, Evaluación y Rehabilitación Sismo Resistente de Viviendas de Mampostería" [6], donde en su capítulo II presenta un método de evaluación del grado de vulnerabilidad sísmica de viviendas de mampostería que es reproducido a continuación:

 

¿Qué es la vulnerabilidad sísmica?

 

La vulnerabilidad sísmica es la susceptibilidad de la vivienda a sufrir daños estructurales en caso de un evento sísmico determinado.  La vulnerabilidad sísmica depende de aspectos como la geometría de la estructura, aspectos constructivos y aspectos estructurales.

 

Evaluación de la vulnerabilidad sísmica de viviendas de mampostería

 

Para que una vivienda califique como de vulnerabilidad sísmica intermedia o alta es suficiente con que presente deficiencias en cualquiera de los aspectos mencionados en el subcapítulo 6.4.  La evaluación para calificar la vulnerabilidad debe hacerse con el mayor cuidado investigando los detalles a que se hace referencia más adelante.

 

Cada aspecto investigado se califica mediante unos criterios muy sencillos y mediante visualización y comparación con patrones generales.  La calificación se realiza en tres niveles:  vulnerabilidad baja (en verde), vulnerabilidad media (en naranja) y vulnerabilidad alta (rojo).

 

1.     Aspectos Geométricos

 

Irregularidad en planta de la edificación

 

§       Vulnerabilidad Baja (Figura 6.23).

-        Forma geométrica regular y aproximadamente simétrica.

-        Largo menor que 3 veces ancho.

-        No tiene “entradas y salidas”como las que se muestran en las otras dos figuras, visto tanto en planta como en altura.

Figura 6.23:

Vulnerabilidad baja:  irregularidad en planta.

 

§       Vulnerabilidad Media (Figura 6.24).

-        Presenta algunas irregularidades en planta o en altura no muy pronunciadas.

Figura 6.24:

Vulnerabilidad media:  irregularidad en planta.

 

§       Vulnerabilidad Alta (Figura 6.25).

-        El largo es mayor que 3 veces ancho.

-        La forma es irregular, con entradas y salidas abruptas.

Figura 6.25:

Vulnerabilidad alta:  irregularidad en planta.

 

Cantidad de muros en las dos direcciones

 

§       Vulnerabilidad Baja (Figura 6.26).

-        Existen muros estructurales en las dos direcciones principales de la vivienda y estos son confinados o reforzados.

-        Hay una longitud totalizada de muros en cada una de las direcciones principales al menos igual al valor dado por:

 

                                                            Ecuación 6.76

 

Ap:       área en m2 de la planta (si la cubierta es liviana, lámina, asbesto, cemento, Ap se puede multiplicar por 0.67).

t:         espesor de muros.

M0:      coeficiente que se obtiene de Tabla 6.11.

 

Zona sísmica

Aa

Mo

Alta

0.40

33

0.35

30

0.30

25

0.25

21

Intermedia

0.20

17

0.15

13

Baja

0.10

8

0.05

4

Tabla 6.11:

Valor Mo para diferentes zonas sísmicas.

 

 

 

Figura 6.26:

Vulnerabilidad baja:  cantidad de muros en dos direcciones.

 

§       Vulnerabilidad Media (Figura 6.27).

-        La mayoría de los muros se concentran en una sola dirección aunque existen unos o varios en la otra dirección.

-        La longitud de muros en la dirección de menor cantidad de muros es ligeramente inferior a la calculada con la fórmula anterior.

Figura 6.27:

Vulnerabilidad media:  cantidad de muros en dos direcciones.

 

§       Vulnerabilidad Alta (Figura 6.28).

-        Más del 70% de los muros están en una sola dirección.

-        Hay muy pocos muros confinados o reforzados.

-        La longitud total de muros estructurales en cualquier dirección es mucho menor que la calculada con la ecuación anterior.

 

 

 

Figura 6.28:

Vulnerabilidad alta:  cantidad de muros en dos direcciones.

 

Irregularidad en altura

 

§       Vulnerabilidad Baja (Figura 6.29).

-        La mayoría de los muros estructurales son continuos desde la cimentación hasta la cubierta.

Figura 6.29:

Vulnerabilidad baja:  irregularidad en altura.

 

§       Vulnerabilidad Media (Figura 6.30).

-        Algunos muros presentan discontinuidades desde la cimentación hasta la cubierta.

Figura 6.30:

Vulnerabilidad media:  irregularidad en altura.

 

 

§       Vulnerabilidad Alta (Figura 6.31).

-        La mayoría de los muros no son continuos en altura desde su cimentación hasta la cubierta.

-        Cambios de alineación en el sistema de muros en dirección vertical.

-        Cambio de sistema de muros en pisos superiores a columnas en el piso inferior.

Figura 6.31:

Vulnerabilidad alta:  irregularidad en altura.

 

2.     Aspectos Constructivos

 

Calidad de las juntas de pega en mortero

 

§       Vulnerabilidad Baja (Figura 6.32).

-        El espesor de la mayoría de las pegas está entre 0.7 y 1.3 cm.

-        Las juntas son uniformes y continuas.

-        Hay juntas de buena calidad verticales y horizontales rodeando cada unidad de mampostería.

-        El mortero es de buena calidad y presentan buena adherencia con la pieza de mampostería.

Figura 6.32:

Vulnerabilidad baja:  calidad de las juntas de pega en mortero.

 

§       Vulnerabilidad Media (Figura 6.33).

-        El espesor de la mayoría de las pegas es mayor a 1.3 cm o menor de 0.7 cm.

-        Las juntas no son uniformes.

-        No existen juntas verticales o son de mala calidad.

Figura 6.33:

Vulnerabilidad media:  calidad de las juntas de pega en mortero.

 

§       Vulnerabilidad Alta (Figura 6.34).

-        La pega es muy pobre entre los bloques, casi inexistente.

-        Poca regularidad en la alineación de las piezas.

-        El mortero es de muy mala calidad o evidencia separación con las piezas de mampostería.

-        No existen juntas verticales y/o horizontales en zonas del muro.

 

 

 

Figura 6.34:

Vulnerabilidad alta:  calidad de las juntas de pega en mortero.

 

Tipo y disposición de las unidades de mampostería

 

§       Vulnerabilidad Baja (Figura 6.35).

-        Las unidades de mampostería están trabadas.

-        Las unidades de mampostería son de buena calidad.  No presentan agrietamientos importantes, no hay piezas deterioradas o rotas.

-        Las piezas están colocadas de manera uniforme y continua hilada tras hilada.

Figura 6.35:

Vulnerabilidad baja:  tipo y disposición de las unidades de mampostería.

 

§       Vulnerabilidad Media (Figura 6.36).

-        Algunas piezas están trabadas, mientras otras no lo están.  Siendo la mayoría de la primera clase.

-        Algunas piezas presentan agrietamiento o deterioro.

-        Algunas piezas están colocadas de manera uniforme y continua hilada tras hilada.

Figura 6.36:

Vulnerabilidad media:  tipo y disposición de las unidades de mampostería.

 

§       Vulnerabilidad Alta (Figura 6.37).

-        Las unidades de mampostería no están trabadas (petaca).

-        Las unidades de mampostería son de muy mala calidad.  Se presentan agrietamientos importantes con piezas deterioradas o rotas.

-        Las piezas no están colocadas de manera uniforme y continua hiladas tras hiladas.

Figura 6.37:

Vulnerabilidad alta:  tipo y disposición de las unidades de mampostería.

 

Calidad de los materiales

 

§       Vulnerabilidad Baja (Figura 6.38).

-        El mortero no se deja rayar o desmoronar con un clavo o herramienta metálica.

-        El concreto tiene buen aspecto, sin hormigueros y el acero no está expuesto.

-        En los elementos de confinamiento en concreto reforzado, hay estribos abundantes y por lo menos 3 a 4 barras No. 3 en sentido longitudinal.

-        El ladrillo es de buena calidad, no está muy fisurado, quebrado, ni despegado y resiste caídas de por lo menos 2 metros de alto sin desintegrarse ni deteriorarse en forma apreciable.

Figura 6.38:

Vulnerabilidad baja:  calidad de los materiales.

 

§       Vulnerabilidad Media (Figura 6.39).

-        Se cumplen varios de los requisitos mencionados anteriormente.

Figura 6.39:

Vulnerabilidad media:  calidad de los materiales.

 

§       Vulnerabilidad Alta (Figura 6.40).

-        No se cumplen más de dos requisitos de los mencionados anteriormente.

Figura 6.40:

Vulnerabilidad alta:  calidad de los materiales.