8. SUELOS DEL BARRIO CUARTO DE LEGUA

 

 

 

 

El barrio Cuarto de Legua se encuentra ubicado en la zona llamada Cono de Cañaveralejo.  Esta área debe su nombre a los depósitos generados por el desprendimiento y arrastre de material causado por el agua en las laderas de las montañas que conforman la cuenca de la Quebrada Puente Palma y la Quebrada Isabel Pérez, y que con el tiempo, se fueron posando en el valle formando capas sub-redondeadas de roca meteorizada.  A manera de descripción, en este capítulo se sintetizó lo realizado por Rosales en su Proyecto de Grado aún en elaboración [57], que tiene como base, trabajos como el de Villafañe [64].

 

El estudio que ella lleva a cabo está compuesto en una parte, por la clasificación de toda la estratigrafía del suelo de el Cono de Cañaveralejo, realizando numerosos ensayos en toda la zona.  Desafortunadamente, el barrio Cuarto de Legua en el momento de la elaboración de este documento, no tenía un estudio del suelo detallado, por lo que se presentó la necesidad de confiar en las muestras y resultados de pozos cercanos, que por tratarse de una zona con características muy similares, se estimó que no cambiarían abruptamente.

 

De acuerdo con Rosales [57], en los 22 m superiores de la calle 6 (Avenida Roosevelt) con carrera 40, se encuentran capas alternadas de limos arcillosos (MH) de color amarillo y vetas grises con capas de arcilla (CH) gris con vetas amarillas, preconsolidadas, de mediana consistencia y compresibilidad, con las siguientes propiedades geotécnicas:

Humedad Natural:                                                                            33 a 58 %

% pasa tamiz 4:                                                                                 94 a 100 %

% pasa tamiz 200:                                                                             58 a 99 %

Límite líquido:                                                                                   67 a 112%

Límite Plástico:                                                                                 28 a 50 %

Indice de plasticidad:                                                            18 a 66 %

Peso unitario:                                                                                    1.7 a 1.8 ton/m3

Resistencia a la compresión inconfinada:                                         1.4 a 3.0 Kg/cm2

N45 (SPT):                                                                                         13 a 46

Módulo de elasticidad no drenado:                                                  450 Kg/cm2

Presión de preconsolidación:                                                            10 a 23 Kg/cm2

 

En un registro geo-eléctrico recientemente obtenido durante la perforación de un pozo de abastecimiento de agua en la calle 9C con carrera 46, se indicó que hasta los 28 m de profundidad se encuentra una arcilla plástica de 30 ohm-m de resistividad promedia, y que entre los 28 y los 90 m de profundidad se encuentran capas de arena gruesa y gravas de mayor resistividad, en una matriz limo arcillosa, alternadas con delgadas capas de arcilla.  Rosales considera que las capas de arena y gravas pueden tener espesores de más de 200 m.

 

Para una velocidad promedio de la onda de corte de 300 m/seg. en los 22 m más superficiales del deposito, su período natural de vibración es 0.3 segundos.  Por cada 100 m de arenas y gravas gruesas por debajo de los 22 m superiores, en donde la velocidad de la onda de corte puede alcanzar los 500 m/seg., el período natural de vibración del depósito se aumenta en 0.8 seg.  Rosales estima entonces, que el período natural de vibración del depósito de suelos en este sitio de la ciudad puede ser mayor de 1.5 seg.